BLOG FARMACÉUTICO SOBRE SALUD NUTRICIÓN Y BELLEZA

estreñimiento niños
Paula Cortés

Paula Cortés

Licenciada en Farmacia y graduada en Óptica y Optometría

Cómo aliviar el estreñimiento en los niños

A muchos niño le cuesta ir al baño, por lo que si observas que tu pequeña hace menos de 3 deposiciones a la semana, estas son duras o secas y le duele al evacuar, posiblemente esté sufriendo estreñimiento.

Esta situación suele causar a los niños molestias y dolor aunque suelen ser episodios temporales y leves.

¿Porque ocurre el estreñimiento infantil?

Se debe principalmente a la dieta del bebé y a la etapa fisiológica o de desarrollo en la que se encuentre. Además puede estar determinado también por factores genéticos.

También se puede producir por algún cambio en sus hábitos o rutinas, cómo puede ser por ejemplo, el calor del verano o algún cambio de alimentación, de marca de potito, leche o cereales.

¿Qué síntomas caracterizan al estreñimiento infantil?

Los más comunes son movimientos intestinales en los que ves que el niño hace fuerza para evacuar pero no expulsa nada.

Las heces suelen ser de gran tamaño muy duras y secas, haciendo que el niño pueda hasta sangrar.

Además los pequeños suelen quejarse cuando le tocas el abdomen.

¿Cuál es el mejor tratamiento para el estreñimiento infantil?

Como ya hemos dicho antes, por suerte la mayoría de las veces se trata de una afección puntual y a menos que vaya acompañada de fiebre, vómitos o pérdida de peso brusca, no debemos preocuparnos.

Lo mejor para tratar la situación es seguir los siguientes consejos:

  • Aumentar los alimentos ricos en fibra en su dieta, como la fruta con piel, verduras y legumbres.
  • Beber mucha agua, al menos dos vasos diarios y sobre todo en verano.
  • Emplear aceite de oliva virgen extra para cocinar.
  • Evitar alimentos astringentes como el arroz, la manzana, la patata…
  • Educar a los niños de chicos en el hábito de ir siempre al baño a la misma hora.
  • Masajear la barriga en los lactante tras la toma para activar el intestino.

Si la situación se prolonga en el tiempo podemos acudir al pediatra y que nos recomiende algún laxante, supositorios de glicerina, enemas a base de miel…

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email