BLOG FARMACÉUTICO SOBRE SALUD NUTRICIÓN Y BELLEZA

lactancia materna
Paula Cortés

Paula Cortés

Licenciada en Farmacia y graduada en Óptica y Optometría

Mitos y verdades sobre la lactancia materna

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda la lactancia materna de forma exclusiva hasta los 6 meses, cuando se empiezan a introducir otros alimentos en función de la edad del bebé.

Siempre hemos escuchado que es bueno dar el pecho al bebé pero todavía hay muchas personas que desconocen cuáles son realmente los beneficios y la aportación nutricional de la leche materna.

Además, “no es oro todo lo que reluce”, no es tan fácil poder dedicar el tiempo necesario para ejercer una lactancia completa, sobre todo en mujeres primerizas.

Beneficios del calostro para el bebé

El calostro es la leche con alto contenido proteico y rica en anticuerpos que cubre las necesidades nutricionales de los bebés en los primeros días de vida.

Ayuda al desarrollo inmunológico del recién nacido, por su alto contenido en inmunoglobulinas, protege las mucosas de infecciones y reduce la posibilidad de sufrir ictericia.

Beneficios de la lactancia materna para el bebé

La leche materna es rica en los hidratos de carbono, las proteínas, los minerales, las vitaminas, las grasas y las hormonas que los bebés necesitan durante sus primeros meses de vida. Además, la composición de la leche materna se va modificando a medida que el niño crece para adaptarse a su desarrollo.

Es bastante fácil de digerir y evita los problemas digestivos (gases, diarrea, estreñimiento…), tan frecuente en los primeros meses de vida.

Mejora el sistema inmunológico porque contiene anticuerpos de la madre, evitando infecciones y virus. Está demostrado que los niños con lactancia materna padecen menos enfermedades digestivas y respiratorias.

También son niños menos alérgicos, principalmente porque el calostro evita que sean susceptibles a los alérgenos.

Otro beneficio de dar el pecho es que al mamar el bebé aprende a succionar y deglutir, por lo que ayuda a que las estructuras de la boca y la mandíbula se desarrollen correctamente.

Dudas sobre la lactancia materna

  • No siempre es fácil: lleva tiempo y práctica ya que, aunque los bebés nacen con el reflejo de mamar aprendido, es complicado para la madre aprender a colocarlo, que el bebé agarre el pecho y que succione.
  • ¿Duele la lactancia?: es normal que los primeros días aparezcan molestias pero no tiene por qué ser dolorosa. Si colocamos bien al bebé se evitan las grietas y las heridas en los pezones. Además, existen cremas para mantenerlos hidratados.
  • ¿Puedes medicarte si estás dando el pecho?: hay muchos medicamentos que debemos evitar porque pueden excretarse por la leche, así que mejor que ante la duda consulte con su médico.
  • ¿Los bebés se alimentan más?: al ser la leche materna más fácil de digerir la por el niño, las tomas suelen darse cada dos o tres horas, con más frecuencia que una leche artificial.
  • Alimentos que cambian el sabor de la leche: sí, algunos alimentos de sabor fuerte pueden cambiar el sabor de la leche materna, aunque los bebés suelen habituarse a los cambios. Si ocurre que el niño esté más inquieto o tenga más gases por algún tipo de alimento en concreto, con evitarlo es suficiente.
  • Recién nacido y madre piel con piel: el vínculo de la madre y el bebé es recomendable desde el momento del parto.
  • ¿Todas las madres producen leche suficiente?: la producción de leche materna la determina el bebé en función de lo que demande. Es importante que la madre esté bien alimentada hidratada.
Comparte este artículo
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email